Cómo aprender jugando

Jueves 27 agosto 2020

Consejos

Cómo aprender jugando
  

La vuelta al cole cada día está más cerca. Por eso, hacer que los niños puedan aprender de forma divertida en casa es fundamental para su completo desarrollo físico y mental.

 

El curso escolar 2020-2021 está a punto de iniciarse, bien sea de forma presencial o en algunos casos, según la comunidad autónoma, semipresencial. Sea cual sea la modalidad adoptada en el colegio de tus hijos, es fundamental ofrecerles alternativas de entretenimiento y ocio fuera de las pantallas, demostrarles lo valioso que puede ser aprender jugando.

 

Jugar es una actividad muy divertida para los niños a la cual si le sumamos el aprendizaje puede ser ideal para las tardes después del colegio ya que estamos viviendo una situación excepcional y, es probable, que no haya tantas extraescolares o tanto contacto entre niños. Por eso, el papel de los padres en su desarrollo puede ser primordial. Y, aunque también deben jugar con sus juguetes dando rienda suelta a su imaginación, se pueden combinar con juegos más didácticos como leer, pintar, hacer puzles…

 

¿Qué beneficios tiene la lectura en los niños?

 

Es muy bueno para ellos que, desde pequeños, se les inculque la lectura ya que es un hábito muy sano y proporciona grandes beneficios como:

 

-       Ejercita el celebro. Leer a menudo libros y cuentos ayudará a estimular la memoria y el entendimiento.

-       Creatividad. Los libros teletransportan a los niños a otros lugares a través de la imaginación.

-       Capacidad de concentración y atención. Leer frecuentemente ayuda a su capacidad de concentración y de atención, aspectos básicos en el desarrollo mental de un niño/a.

-       Memoria. Fomenta la capacidad de memorizar historias.

-       Habilidades lingüísticas. Desarrollan habilidades y descubren nuevo vocabulario, expresiones y estructuras gramaticales.

-       Empatía. Gracias a los libros se pueden poner en el papel de los demás, viendo sentimientos y otros puntos de vista, trabajando a fondo la empatía.

 

Pintar también es una buena forma de expresarse y es muy bueno para los más pequeños. ¿Sabes por qué? La pintura estimula y fomenta la comunicación y les ayuda a esforzarse más y a expresar sus sentimientos. Hazte con unos buenos estuches de pintura y, ¡manos a la obra!

 

Los beneficios de pintar para los niños son:

 

1-    Diversión. Punto fundamental ya que es primordial que el niño se divierta y que lo vea como una actividad recreativa y no como obligación.

2-    Desarrollo de las habilidades motrices. Para conseguir estimular las conexiones cerebrales ayudando a regular los movimientos de la mano.

3-    Imaginación. Ayudan a expresar lo que cada uno se imagina desarrollando así su creatividad.

4-    Estimulación emocional. Pintando aprenden a crear belleza y a expresar el mundo tal y como lo tienen ellos en su cabeza.

5-    Relajación. Concentrarse para llevar a cabo esta tarea y relajarse también es un punto muy importante para que se sienta seguro el niño realizando esta actividad.

 

Además de leer y pintar, realizar puzles y rompecabezas puede ser muy entretenido, educativo y contribuir en el desarrollo físico e intelectual de los niños. ¿Qué les aporta esta actividad?

 

-       Estimula la habilidad espacial y matemática. Ayuda a que se familiarice en con las figuras y formas y empiezan a pensar en tres dimensiones.

-       Memoria visual. Unir piezas estimula la memoria visual y van ganado confianza y destreza.

-       Capacidad de concentración. Los niños se abstraen y ponen toda su atención en esta actividad que pueden después utilizar para el estudio o para hacer deberes.

-       Pensamiento lógico. Los pequeños deben analizar las diferentes posiciones por lo que hacen que se desarrolle el pensamiento lógico.

-       Aprenden a comunicarse. Fomentan las habilidades sociales y la cooperación.

 

Por último, además de los puzles también existen infinidad de juegos didácticos para que los niños pasen un buen rato aprendiendo y jugando a la vez. Estos les aportan inteligencia, creatividad y consigue con ellos un desarrollo cognitivo, social, afectivo y personal. ¿Por qué debes tener en tu casa este tipo de juegos?

 

1-    Los juegos de mesa se basan en reglas por lo que para los niños son muy importantes para desarrollar el aprendizaje espontaneo y la habilidad de crear diferentes estrategias para ganar.

2-    Siempre hay ganador y perdedor, por los que los niños deben aprender a ello y a lidiar con sus sentimientos y frustraciones.

3-    Ayudan a potenciar la memoria, el razonamiento, el lenguaje…

4-    Aprenden a pensar por si mismos.

5-    Es una actividad para realizar en familia y aprender juntos jugando.

 

En definitiva, en Megacity sabemos los beneficios que tiene aprender jugando en familia y ayudar así al desarrollo de los hijos en un entorno más distendido fuera del colegio. Si necesitas cualquier material escolar para las tardes en casa con los más pequeños, entra en nuestra web y haz tu pedido.

 

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para enviar publicidad adaptada al Usuario, así como para garantizar el correcto funcionamiento de esta web. Debe aceptar nuestra política de cookies